François de Laval

Obispo visionario, audaz, constructor y… santo

Última actualización: 2014-06-19

Su escudo de armas

Incluso hoy en día, cuando se consagra a un obispo católico, es necesario escoger un blasón. ¡Y todo tiene su significado!

De oro…

El color dominante en casi toda la superficie del escudo. Signo de pertenencia a la nobleza. La familia de Laval formaba parte de una de las ocho grandes familias de Francia.


“Una cruz griega sobre fondo de oro,

cuajada con cinco conchas de plata,

en cuyos cuadrantes hay dieciséis aguilones azures”

Una cruz

Se trata de una cruz griega en la que los cuatro segmentos son iguales. Signo de la fe cristiana, se cosía una cruz de tela roja en la vestimenta de los cruzados, de ahí su nombre.

cruz griega (de bocas):

Roja como el interior de las bocas de los animales.

cuajada de cinco conchas de plata:

Conchas de mar, llamadas asimismo “conchas de Santiago”. Hacen referencia a las peregrinaciones a Santiago de Compostela o a los lugares santos. Enganchadas en el sombrero del peregrino, servían de plato o escudilla para beber. Símbolo de determinación y profunda confianza en la Providencia. El número cinco manifiesta su gran determinación.

en cuyos cuadrantes hay:

Cuadrante es uno de los cuatro espacios vacíos dejados por una cruz sobre un escudo.

dieciséis aguilones azures:

pequeñas águilas sin pico ni patas. Estas águilas, desprovistas de sus medios de combate, representan a los enemigos vencidos. La familia de Laval había participado en las cruzadas.

Escudo de armas de François de Laval

Cuando el blasón está coronado por un sombrero, designa el rango de obispo en la jerarquía de la Iglesia católica.  


Según el color del sombrero (verde) sabemos que se trata de un obispo, rojo para un cardenal.  


El número de borlas determina la importancia de la diócesis de la que se encarga el obispo. (3= diócesis, 4=archidiócesis, 5=obispo-cardenal).

En el siglo XVII, estado y religión estaban estrechamente vinculados. En muchos países, los reyes debían contribuir a la financiación de la Iglesia. Esto les otorgaba ciertas prerrogativas en cuanto a nombramientos de obispos en sus misiones. Nueva Francia se desarrolló en este contexto.  


Una vez consagrado como obispo, François de Laval eligió como escudo el blasón de su familia, que manifestaba ya la voluntad de defender la fe católica (las Cruzadas en las que había participado).


Agrega cinco conchas para manifestar su determinación y su gran confianza en la Providencia (Compostela).


La historia le daría la razón.

Séminaire de Québec

1663-

Collège françois-de-laval

1668-

Université laval

1852-